Omega Speedmaster Professional Apolo 11 Edición Limitada

Una de las últimas novedades que nos ofrece el sector de la alta relojería es el Omega Apolo 11 Edición Limitada. Que diseñen este fabuloso producto no es por casualidad. Hace aproximadamente 50 años que los relojes Omega Speedmaster empezaron a usarse por los astronautas en las misiones de la NASA, en concreto en 1965 por el equipo de la Géminis 4 que inauguró los paseos espaciales extravehiculares.

Al igual que las naves y los vuelos planetarios son una maravilla de la tecnología, el Apollo 11 Speedmaster Professional muestra su cronógrafo de triple rotación con cristal de plexiglás y manecillas del contador horario con alto contraste.

Reloj Omega Speedmaster Apolo 11

El reloj Omega tiene un aire entre clásico y moderno, no sabiendo muy bien cómo definirlo. Es a la vez como una pieza delicada que hay que mimar pero que por momentos muestra una garra y un carácter únicos de la modernidad.

La marca suiza ha hecho un producto de edición limitada que está algo escondido en la web. Tan sólo 1969 reproducciones como homenaje al primer hombre que pisó la luna y viajó en la misión Apolo 11.

Diseño Omega Speedmaster

Esta versión modernizada del Omega Speedmaster Profesional se basa en las dos tonalidades del módulo lunar y la propia luna. La caja está diseñada con titanio gris y el borde y los marcadores con oro rosa Sedna, siendo esta una aleación especial que la propia marca suiza fabrica para sus productos especiales. Es lo que más resalta del reloj y da un toque maravilloso, igual que si fuera el color rosado de un espectacular amanecer. En cambio, el bisel de cerámica fabricado con una tonalidad oscura que resalta del conjunto.

Acabado con correa de cuero en marrón no muy oscuro, combina maravillosamente bien con el color bajo la esfera de zafiro.

Como curiosidad, indicar que tiene grabado en el reverso la numeración que la NASA asigna y grava a todos los componentes que se utilizan en las misiones.

Características técnicas:
Movimiento automático Calibre Omega 1861.
Reserva de marcha 48 horas.
Funciones de cronógrafo y marcación de hora.
Cristal de zafiro resistente a los arañados y rozaduras.

Recuerda, sólo 1969 personas van a poder disfrutar del Apollo 11, pieza que se nos antoja de coleccionista. Aunque a priori parecen muchas para una edición limitada, si nos fijamos en que el fabricante es un gigante suizo que vende millones de relojes cada año, esta cifra queda tan reducida que parece casi imposible poder adquirir uno.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *