Montblanc Meisterstuck 149 – Pluma estilográfica increíble

Montblanc Meisterstuck 149 es la pluma estilográfica que lleva fabricándose desde 1952 y a día de hoy, sigue siendo una de las mejores plumas estilográficas para escribir a mano.

Como sabes, las plumas Montblanc son de gran calidad, un auténtico capricho de lujo que tiene buenas opiniones y una ristra de personas a las que les encanta escribir con ella. Su toque, peso y forma de impregnar el papel hacen que sea algo especial. Lleva más de 60 años distribuyéndose y la colección consta de modelos como Solitare, Legrand, Classique, Homage to Mozart, Platinum o Red Gold entre otros. Así que a continuación vamos a contar todos los detalles de la pluma montblanc.

Características Montblanc Meisterstuck 149

No fue hasta 1929 cuando la mítica estrella de la tapa de la pluma Montblanc Meisterstuck fue añadida. Un tiempo después, mejor dicho unos años después fue incluida en la Meisterstuck 149 haciéndola el icono de la marca. Así que en la parte posterior del capuchón, o funda, puedes encontrar dibujada una estrella blanca. Este icono es el logo actual de la marca alemana.

montblanc meisterstuck 149

Sus buenas características tienen historia. Hasta el mismísimo y famosísimo John Kennedy usó una 149. Esta, hoy en día se encuentra en exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y es, junto con otros objetos origen de culto.

Sobre el tamaño, la pluma Montblanc 149 Meisterstuck es grande. Mide 144mm de altura y 15mm de grosor. Así que es bastante aparatosa. Su forma característica, alargada, viene de cuando dejaron de fabricarse las rectangulares tal y como eran al principio. No obstante, a pesar de su gran envergadura y que al principio puede parecer demasiado grande, rápidamente te acostumbras. La primera vez que intentas escribir con Montblanc Meisterstuck 149 resulta demasiado aparatosa. Quizás a ti no te suceda pero es lo que les ocurre a la mayoría de personas.

Pero tranquilo /a

Te acomodas tan rápido a su gran tamaño que luego agradeces su gran capacidad de carga. Si la comparas con otras plumas estilográficas más pequeñas esto es una característica que amas. No necesitas cargar tan rápido la tinta. Tarda más tiempo en agotarse y puedes disfrutar de ella un periodo más prolongado.meisterstuck anillos dorados

Otro detalle particular de la pluma Montblanc son los tres anillos dorados muy característicos. En el anillo de oro de en medio está grabado el número de serie. Este es único y es una de las formas de comprobar su autenticidad. El grabado indica Montblanc Meisterstuck Nº 149 – Pix. Fíjate que el clip también mantiene el diseño de oro para mantener la armonía de esta particular pluma estilográfica.

La rosca del interior del cuerpo está fabricada en resina de alta resistencia y para tapar o destapar por completo la estilográfica hay que dar tres vueltas. Puede ver también unas pequeñas hendiduras que muestran el nivel de carga.

montblanc meisterstuck pluminEl plumín es de oro de 18 quilates con incrustación de platino. Como hemos indicado para comprender la numeración, 149 significa que el plumín es un número 9. El más grande que fabrica Montblanc. La punta resalta porque es de otro color al oro del plumín. La semilla es de platino.

Un detalle es que algunos modelos son de émbolo como la Mesiterstück Red Gold 149 y otros con convertidor que permite el uso de cartuchos de tinta. Este es el caso del modelo Platinum classique.

Algunas de las características de Montblanc Meisterstuck 149 son:

  • 144mm de longitud
  • 13 mm sin tapa
  • 161 mm con la tapa colocada arriba.
  • 11 mm. de ancho
  • 28 mm de largo para el plumín.

El plumín tiene diferentes tamaños disponibles. Así, puedes comprar Montblanc Meisterstuck con plumín EF, F, H, OM, OBB, OB, B, BB.

Numeración pluma montblanc

La primera cifra indica la calidad que le da Montblanc.

La segunda cifra muestra el sistema de carga.

La tercera cifra dice el número de plumín que lleva, es decir, el tamaño.

En general, su uso es suave y no inunda el papel de tinta aunque como con todas las estilográficas es necesario un poco de práctica. Si nunca has probado una puedes empezar por algunos modelos económicos y luego pasarte a una de las buenas, de calidad, o directamente empezar con lo que verdaderamente merece la pena. El precio de Montblanc Meisterstuck es de unos 700 euros.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *