¿Es posible distinguir las imitaciones de relojes de lujo?

En ocasiones queremos comprar un reloj de lujo y deseamos saber distinguir lo que es una imitación de un original. Vamos a gastarnos una pasta y nos entra el miedo por que nos den réplicas en lugar de buenos. Y como siempre que tenemos dudas nos ponemos nerviosos. Pero debemos estar tranquilos. A pesar de que no es tan fácil como parece diferenciar a simple vista imitaciones de relojes de lujo, sobre todo si no estás dentro del mundillo, tampoco es algo imposible. A pesar de que la lógica nos dice que cuanto más caro más fácil será que tenga falsificaciones, suele ocurrir todo lo contrario.

Es España hay muchas tiendas online que venden imitaciones de relojes de lujo, páginas que aseguran ofrecer las mejores réplicas que dan el pego. Hay algunas muy buenas, pero a medida que reproducen con mayor precisión el original los precios suben descontroladamente. Y a nadie le gusta pagar por una imitación lo mismo que vale el producto original que se está copiando.

Imitaciones relojes de lujo

Da igual la réplica que se obtenga, siempre van a existir puntos divergentes. Ni siquiera la mejor falsificación puede llegar a ser parecida. Para que una imitación de un reloj de lujo se parezca al original, el relojero tiene que incluir piezas de materias primas similares. Cuanto más preciso es el proceso más parecidos son los materiales, pudiendo llegar un punto en que se eleva tanto el coste que no merece la pena seguir adelante con el intento.

Si lo piensas, y yéndonos al extremo de lo caro, en las joyas las imitaciones más cercanas son los artículos chapados en oro. Pero como incluyen parte del mismo material elevan también en parte su precio. Afortunadamente, copiar pequeñas tuercas, arandelas y tornillos diminutos no es tan fácil. O al menos no tanto como para que un reloj sea una copia perfecta que no puedas distinguir.

En qué hay que fijarse para diferenciar un reloj de lujo de una imitación

Imitación RolexSi partimos de la base de que por un producto de 300 € no nos van a dar uno de 3000 € podemos empezar a entender cómo funciona todo el proceso.

Generalmente, las imitaciones de los relojes de lujo tratan de ser lo más parecidos en el aspecto exterior. Lo que más se ve es la caja, las manecillas y el fondo. Lo que menos el interior cuando quitas la tapa. Y aquí es donde puedes encontrar las grandes diferencias. Es abrirlo y saltar a la vista. Pero incluso en ocasiones se aprecian detalles exteriores. La esfera tiene algún desperfecto, no es totalmente homogénea, tiene alguna decoloración, o la forma y longitud de las manecillas son dispares. El diseño del logo o nombre de la marca. Son pequeños detalles que desmerecen pagar una gran cantidad de dinero (miles de euros) como si fuera el original.

Y en el interior, cuando quitas la tapa puedes observar cómo las grandes marcas de relojería finalizan todos sus artículos con sumo cuidado y mimo. Todos los materiales están perfectamente pulidos, sin arañazos, sin imperfecciones por pequeñas que sean. Cada tuerca, cada tornillo está perfectamente ensamblado y ajustado con sintonía. Cada pieza tiene un brillo particular. Las imitaciones de los relojes de lujo varían según su calidad, pero generalmente tienen un menor pulido, las piezas no están tan bien ajustadas y los colores de los materiales difieren del original.

Comparación del interior de un reloj de imitación

Muchas veces, al tener en la mano el reloj sientes algo que te dice que no es bueno. No sabes que es exactamente pero así lo sientes. Es como el sexto sentido, pero la explicación lógica es que las pequeñas imperfecciones crean un todo en tu subconsciente haciendo el producto desmerecedor. Si te pasa esto es que evidentemente no es bueno. Cuando estás delante de un reloj de lujo no percibes esa sensación de desequilibrio.

Cómo saber si es auténtico

Si no dispones de un original para poder llevarlo al lugar que lo compras, que es lo más normal, lo primero es que sea un vendedor con buena reputación y tiendas con referencias. Muchas veces las gangas salen caras. Después puedes visitar tiendas donde los venden y así hacerte una idea muy precisa de cómo son los verdaderos. Casi sin darte cuenta, cuando tengas delante una copia va a saltar a la vista que no es lo que creías. El brillo, el peso y la consistencia de los materiales van a cantarte al oído.

Como punto final, y para tu tranquilidad, decirte que normalmente las imitaciones de relojes de lujo se venden como tal. Hay personas que por diversos motivos quieren tener un reloj caro y la mejor manera de obtenerlo es comprando un replica de un reloj suizo. Esto no es malo, todo lo contrario. El que vende dice lo que es y quien lo compra está satisfecho con su adquisición. Salvo en contadas ocasiones, porque caraduras hay en todos los sitios, quien trata de vender un reloj caro es porque lo es. Otra cosa es si el precio es el adecuado.

One Response

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *